Tripofobia: Síntomas, Causas y Cura


A continuación te explicamos detalladamente qué es la tripofobia, tipos de tripofobia y sus posibles curas a ésta curiosa fobia a los huecos.

Si algunas vez has visto en la vida real o a través de alguna pantalla, una imagen de agujeros como por ejemplo un panal y ésta te ha causado sensaciones desagradables, es posible que tengas una fobia; que a pesar de no ser tan conocida, ésta fobia a los agujeros sí es mucho más común de lo que se imagina.

Éste miedo a los huecos es conocida como Tripofobia, de la cual hablaremos a lo largo de este artículo; en el que podrás obtener información valiosa como su definición exacta, tipos, síntomas, causas y posibles tratamientos. Si piensas que tú o algún conocido tiene dicha fobia, entonces sigue leyendo.


¿Qué es la tripofobia?

tripofobia: fobia a los agujeros

Algunas personas se preguntan si la tripofobia es real, lo cual es una muy buena pregunta. En años anteriores se desconocía su término y hoy en día todavía hay poca información al respecto. Por ello, a pesar de que no se encuentra entre los trastornos mentales, muchas personas afirman tener síntomas como ansiedad al observar este tipo de patrones y se han realizado estudios que confirman su existencia.

La tripofobia no es sólo tener fobia a los agujeros, sino también repulsión o miedo a ciertos tipos de patrones o figuras geométricas muy juntas entre sí. Uno de los ejemplos más comunes son el panal de abejas y las burbujas. Existen tres tipos, la tripofobia en piel, humanos y perros.

También hay que destacar que existen muchas personas que suelen confundirla con la dermatopatofobia, puesto que ésta es bastante similar al tratarse de patrones de infecciones y erupciones en los ojos.


Tripofobia extrema: fobia a los agujeros

Se considera extrema en aquellos casos que se tiene la menor tolerancia a los patrones mencionados y síntomas de tripofobia en humanos mucho más fuertes de los normales. En dichos casos, puede afectar negativamente la calidad de vida de una persona, ya que a su alrededor encontrará todo tipo de patrones.


Tripofobia síntomas

Los síntomas de ésta fobia a los huecos o agujeros, pueden variar dependiendo de la persona, puesto que todos los organismos son diferentes y como mencionábamos en el caso de la tripofobia extrema, existen niveles de tolerancia.

Según las personas que afirman tener éste miedo a los huecos y los estudios realizados, los síntomas más comunes son la ansiedad, palpitaciones y repulsión. Pero además de ellos, existen muchos otros como:

  • Temblores en diferentes medidas.
  • Sudoración.
  • Mareos, náuseas e incluso vómitos.
  • Sensación de falta de aire o debilidad.
  • Hormigueo en distintas partes del cuerpo.
  • Ataques de pánico.
Los síntomas más graves como vómitos, desmayos y ataques de pánico normalmente suelen ser causados por la tripofobia extrema; por lo que se recomienda encarecidamente visitar un profesional cuanto antes.

Tripofobia causas

En un principio, se creía que la tripofobia en humanos era causada por experiencias traumáticas, algo sumamente común en la mayoría de fobias. Sin embargo, según un estudio publicado en la reconocida revista Psychological Science, la causa se debe a un instinto de supervivencia que tenían nuestros antepasados.

Ésta conclusión la explica perfectamente el experto en ciencias de la visión, Geoff Cole. Según nos comenta, la gran mayoría de animales peligrosos por su veneno como el pulpo de anillos azules o la rana punta de flecha, por ejemplo, contienen patrones similares. Lo que significa que la causa de la tripofobia era un mecanismo de defensa que utilizaban hace miles de años para saber que tenían que alejarse de dichos animales; lo curioso es que hoy en día todavía se mantiene dicho instinto entre miles o millones de personas alrededor del mundo.

Por otra parte, las experiencias traumáticas también pueden desencadenar este tipo de fobias. Esto se confirma por algunos testimonios de personas que a corta edad sentían repulsión (controlable) por algún objeto con patrones o figuras geométricas, pero que fueron obligados a tocar por sus padres, por ejemplo. El resultado fue un miedo irracional y la aparición de síntomas de tripofobia mucho más graves.


Tripofobia cura: posibles tratamientos

Al igual que con otras fobias, la tripofobia tiene cura; aunque no sólo existe uno, sino varios tratamientos posibles; entre los que encontramos la exposición gradual, terapia cognitivo conductual y medicamentos. Para saber si necesitas un tratamiento para la tripofobia, deberás cumplir con las siguientes características:

  • Crisis de angustia, pánico e intensidad al estar en presencia de un patrón geométrico.
  • Cuando tu vida diaria se ve afectada incluso por pensar en dichos patrones; así como también el temor a los objetos más básicos, como prendas de vestir.
  • Miedo irracional y en la mayoría de casos excesivos, causados en el momento que se observa un patrón.

Cada uno de estos tratamientos puede funcionar dependiendo de la persona y el grado de la fobia, por lo que procederemos a explicarlos a continuación. Antes, recomendamos precaución y siempre asistir a un especialista en caso de tratar ésta o cualquier otra fobia.

Tratamiento de exposición gradual

Como su nombre lo indica, el especialista o terapeuta le mostrará al afectado imágenes relacionadas con su fobia de menor a mayor medida. De ésta manera, el paciente será capaz de aumentar sus niveles de tolerancia. A su vez, el especialista podrá brindarle las herramientas necesarias para poder controlar los síntomas de la tripofobia.

Tratamiento cognitivo conductual

Al igual que el primer tratamiento, también se expone al paciente al estímulo en esta terapia. Sin embargo, su finalidad es cambiar el pensamiento del afectado con respecto a su fobia y a manejar las conductas en situaciones adversas.

Medicamentos

Por último tenemos la utilización de fármacos como antidepresivos y tranquilizantes o calmantes. Normalmente esta es la última instancia, en caso de que el paciente no pueda controlar sus reacciones o los síntomas sean graves, es decir, cuando el miedo interfiere en su vida cotidiana.

Los antidepresivos dependen de los síntomas de la persona y suelen recetarse en caso de tripofobia extrema. Los calmantes sí pueden ser utilizados por afectados con menor gravedad, pero lo común es que el especialista utilice los anteriores tratamientos para evitar los fármacos en dicho caso.

Tipos de tropofobia

Tripofobia piel

La tripofobia en la piel es el miedo a las infecciones, erupciones o lesiones en la piel que tienen patrones, como se suelen ver en la mayoría de imágenes de internet. Es poco común verlo en las personas, pero no imposible; siendo más probable observarlo en animales.

Tripofobia en humanos o tripofobia humana

Es la que hemos mencionado en el artículo, aquél miedo que tienen las personas hacia los patrones y figuras geométricas. Aunque suele hacérsele este tipo mención para buscar imágenes relacionadas con la tripofobia piel, así como también test que permitan diagnosticar el nivel de miedo a los agujeros.

Tripofobia en perros

La tripofobia en perros es una simple miasis, o conocida coloquialmente como gusanera. La miasis es causada por moscas que depositan larvas en la piel del animal (en una herida), las cuales empiezan a alimentarse del tejido muerto; además, los gusanos segregan una enzima proteolítica que causan daños en la piel del perro. Una persona con que tenga ésta fobia no podría enfrentarse al cuidado del animal en caso de tener una gusanera, por lo tanto, deberá quedarse al cuidado de otra persona o directamente en la clínica veterinaria.


¿Quién soy?

Soy Ángela Martínez, tengo 32 años y vivo en Madrid. Hace varios años terminé el Grado en Psicología. Al terminar el grado, me interesé mucho en el estudio de fobias, especialmente la fobia a los agujeros conocida como tripofobia. Actualmente ofrezco tratamientos psicólogos para la cura de todo tipo de fobias (tripofobia, aracnofobia, etc). El 99% de mis clientes han logrado superar sus fobias con los tratamientos de los que dispongo actualmente.

¿Sabías que...?

El 75% de la población sufre algún tipo de fobia. Normalmente en las mujeres suele ser más frecuente la existencia de fobias que en los hombres.