Aracnofobia


La aracnofobia quizá sea una de las fobias hacia animales o insectos más comunes entre las personas. Las personas con esta fobia frecuentemente se mantienen alejadas de sitios donde puedan creer que habitan las arañas o espacios donde puedan observar telarañas. Si es avistada una araña a lo lejos por la persona aracnofobia quizá ni pueda acercarse a la zona, incluso si es un espacio abierto. Esta fobia puede condicionar a una persona donde decide vacacionar o inclusive vivir, prefiriendo espacios donde sea menos probable encontrar arácnidos. También llegar a limitar los pasatiempos que el aracnofobico pueda tener, ya que este preferiría no salir a acampar o a escalar una montaña. Como es común en la mayoría de las fobias, la aracnofobia se puede curar con un poco de tratamiento psicológico, lo más habitual es exponer al paciente progresivamente al arácnido hasta que el miedo irracional a este se pierda.  

Aracnofobia y su significado

Como bien su nombre lo indica la aracnofobia es el miedo irracional que siente una persona hacia cualquier tipo de araña o arácnidos e insectos similares a estos. La persona aracnofobica incluso sabiendo que no todos los tipos de arañas son venenosas sienten por igual este desagrado y temor por las arañas en general. La aracnofobia es una de las fobias más comunes entre las personas y quienes la padecen pueden sentir temor profundo incluso por objetos con forma de araña o por juguetes que simulen una de estas. Las personas con esta condición sienten no solo terror hacia las arañas, sino que también repulsión y asco por estas. las personas aracnofobias quedan totalmente paralizadas al estar cerca de una araña, donde el miedo las controla inconscientemente.  

sintomas presentes en la aracnofobia

en el momento de que la persona que padece de aracnofobia, se encuentra con su miedo, esta presenta varios síntomas, estos pueden ser: sudoración, respiración acelerada, taquicardias, sensación de ahogo, frio, náuseas, problemas gastrointestinales, entre otros. Quizá alguna de las personas grite o llore involuntariamente o piense en huir automáticamente o en el peor de los casos quedar paralizadas temporalmente a causa de su pánico por las arañas y hasta tener incapacidad por distinguir la realidad y la irrealidad. las personas que sufren esta condición mayormente modifican su comportamiento y sus actividades para evitar entrar en contacto o acercarse a sitios donde sea posible que habiten las arañas. Ir de vacaciones a sitios boscosos o realizar actividades de senderismo o acampada son tareas que una persona aracnofobica siempre evitara. Si usted siente temor o asco eventualmente al ver una araña, pero aun así es capaz de reaccionar de manera consiente y logre acercarse para hacerle frente, matar o capturar la araña no tiene de que preocuparse, ya que esto no le es posible a una persona con aracnofobia.

Aracnofobia y sus causas

No se tiene certeza sobre las posibles causas que generan esta fobia en el paciente, pero se poseen algunas hipótesis al respecto. una de las teorías más usuales sugiere que es una técnica de supervivencia de nuestros antepasados. Esta teoría esta propuesta por los psicólogos evolutivos. Esta hipótesis se plante en base a que gran parte de los arácnidos son venenosos y pese a que la mayoría de estas no representa problemas para los humanos, nuestros antepasados desarrollaron este instinto de supervivencia y evitaban contacto con estas para no sufrir picaduras, un depredador a evitar. Esta hipótesis no solo se basa en la época de las cavernas, sino que también en la edad media, donde se le asociaba o atribuía la peste bubónica (o peste negra) a las arañas, donde se les veía como culpables del brote mortal. La famosa viuda negra puede haber sido una de esas variedades de arañas que originaron en nuestros antepasados aquel temor por su picada mortal y que esa necesidad evolutiva haya quedado asentada en las personas hasta nuestros tiempos. Otro grupo de psicólogos cuestiona esta teoría y argumenta que en la prehistoria la mayoría de los animales e insectos generaban peligro o amenaza para los humanos y sin embargo las fobias animales no son tan frecuentes. Por lo que plantean que la aracnofobia puede estar fundada en creencias culturales más que en la naturaleza hostil de algunas arañas venenosas. También hay una hipótesis que plantean que la causa de la aracnofobia, así como otras fobias, pueden ser genéticas y hereditarias. Donde se plante que es más probable el paciente que padece la fobia pueda tener algún familiar cercano, con alguna fobia.  

Aracnofobia cura: posibles tratamientos

Es necesario acudir a un profesional para diagnosticar y tratar la aracnofobia de manera eficaz. Esta fobia comúnmente tratada con terapia utilizando técnicas cognitivo-conductuales. Donde se intenta reestructurar los pensamientos negativos que tiene el paciente sobre las arañas y así poder cambiar ese sentimiento de temor irracional. Ha habido algunas investigaciones recientes sobre el procedimiento para tratar de la aracnofobia donde se somete al paciente a realidad virtual, para ir exponiéndolo gradualmente a representaciones de arañas para así disminuir su miedo por estas. Estas técnicas de sensibilización que radican en exponer al paciente progresivamente a arañas y que, aunque requieren de un largo plazo y mucha constancia han demostrado ser una de las más efectiva para el tratamiento de la aracnofobia. También puede ser el caso de que sea necesario recetar medicamentos antidepresivos o anti-ansiedad. Estos deben ser usados como última opción y utilizarse en los casos más graves.

¿Quién soy?

Soy Ángela Martínez, tengo 32 años y vivo en Madrid. Hace varios años terminé el Grado en Psicología. Al terminar el grado, me interesé mucho en el estudio de fobias, especialmente la fobia a los agujeros conocida como tripofobia. Actualmente ofrezco tratamientos psicólogos para la cura de todo tipo de fobias (tripofobia, aracnofobia, etc). El 99% de mis clientes han logrado superar sus fobias con los tratamientos de los que dispongo actualmente.

¿Sabías que...?

El 75% de la población sufre algún tipo de fobia. Normalmente en las mujeres suele ser más frecuente la existencia de fobias que en los hombres.