Fobia Social: Síntomas, Causas y Cura


A continuación te explicamos detalladamente qué es la fobia social, sus síntomas y posibles curas.

En el mundo existen personas que constantemente sienten miedo de ser juzgados o de ser avergonzados en todo momento. En la mayoría de las ocasiones, mientras se está rodeado de personas tienden a sentirse inseguros o temerosos.

Como consecuencia, les resulta preocupante llevar a cabo actividades diarias tales como ir a la escuela, al trabajo o hacer cualquier otro tipo de actividad que implique estar en contacto con otras personas. Este miedo puede convertirse en una fobia conocida como fobia social.

¿Qué es la fobia social?

La fobia social es el miedo que sienten algunos de ser juzgados o avergonzados por otros. Siendo tan fuerte este miedo que les impide llevar a cabo tareas sumamente sencillas por el simple hecho de que estas implican entrar en contacto con la sociedad.

Es normal sentir ansiedad o vergüenza en algún momento, y está bien. Hasta cierto punto. Podemos tomar como ejemplo el hecho de asistir a una entrevista de trabajo, conocer una nueva persona o hablar en público. No obstante, quienes sufren de fobia social siente preocupación por este tipo de actividades y muchas otras más sencillas. Sintiendo esta preocupación durante varias semanas previas al suceso social.

Las personas que padecen de fobia social les causa un gran terror hacer cosas comunes frente a otras personas. Pueden sentir temor de firmar un cheque frente a un cajero en una tienda, beber o comer delante de otras personas e inclusive, usar un baño público. Gran parte de quienes sufren este trastorno están conscientes de que no es correcto sentir tanto miedo, pero es algo que no pueden evitar. En ocasiones, pueden llegar a evitar asistir a algún lugar en específico donde existe la posibilidad de realizar acciones que les haga sentirse avergonzados.

La fobia social no es igual para todos, algunos son afectados por este problema solo en situaciones específicas mientras que otras personas padecen los síntomas de la fobia social en casi todas las situaciones sociales.

En la mayoría de los casos, esta fobia inicia durante la edad adolescente. Los síntomas de esta fobia son fáciles de detectar, pero sin tratamiento es muy difícil curarla, llevando esta fobia a la edad adulta y posiblemente padeciéndola toda la vida.

Síntomas de la fobia social

Como ya se ha mencionado, es muy simple detectar la fobia social ya que las personas que padecen esta fobia tienden a presentar los siguientes síntomas:

  • Ansiedad excesiva cuando se encuentran rodeadas de personas y se les hace difícil llevar a cabo una conversación corriente con éstas, aunque quieran hacerlo.
  • Se sienten tímidas y avergonzadas frente a otras personas.
  • Sienten un temor excesivo a ser juzgados por otros.
  • Se preocupan de forma muy anticipada y exagerada por eventos donde tendrán encuentros sociales.
  • Tienden a evitar lugares donde hay otras personas (plazas, restaurantes, playas, entre otros).
  • Se les hace realmente difícil crear amistades y conservarlas.
  • Cuando se encuentran rodeados de personas tienden a temblar, sudar o sonrojarse.
  • Al estar junto a otras personas probablemente sientan náuseas o malestar general.

Causas de la fobia social

Se ha comprobado que diversos casos de fobia social han sido hereditarios, pero hasta ahora no se sabe con seguridad porqué algunas personas la padecen mientras otras no. Diversos investigadores han descubierto que el miedo y la ansiedad están relacionadas estrechamente con diferentes áreas del cerebro. Un determinado grupo de investigadores ha considerado que el no saber interpretar la conducta de los demás puede ser un factor de mucha influencia en la aparición de la fobia social.

Por ejemplo, una persona con fobia social puede pensar las otras personas le están mirando fijamente o le están frunciendo el ceño cuando realmente esto no está ocurriendo.

Otro de los posibles factores causantes de la fobia social puede ser la carencia de habilidades sociales eficaces. Por ejemplo, cuando una persona no posee buenas habilidades para socializar, puede sentirse desanimado luego de culminar una conversación con cualquier persona y probablemente termine sintiéndose con gran preocupación al pensar en hablar con esas personas nuevamente en un futuro.

Es posible que al aprender más sobre cómo trabajan el miedo y la ansiedad sobre el cerebro, los científicos puedan desarrollar tratamientos completamente eficaces. Al mismo tiempo, trabajan en descubrir cómo el estrés y los diversos elementos ambientales pueden influir sobre la fobia social.

Fobia social cura: posibles tratamientos

Antes de comenzar a trabajar un tratamiento para combatir la fobia social es necesario acudir a un doctor para consultar los síntomas. Al acudir a la cita, el doctor realizará un examen con la finalidad de corroborar que los síntomas no son causados por un problema físico. Por lo que existe la posibilidad de que el médico remita al paciente a un especialista en salud mental.

En la mayoría de los casos, la fobia social es tratada con psicoterapia, medicamentos o ambos.

Medicamentos

En algunas ocasiones los médicos pueden recurrir al uso de medicamentos para tratar la fobia social. Casi siempre los medicamentos que se recetan para tratar la fobia social son los ansiolíticos y los antidepresivos.

Los ansiolíticos son medicamentos para tratar la ansiedad. Una gran variedad de ansiolíticos tiene acción inmediata. No obstante, no se recomienda su uso durante períodos de tiempo prolongados.

Aunque los antidepresivos son usados para tratar la depresión, estos también son útiles como tratamiento contra la fobia social. Estos son recetados con más frecuencias que los ansiolíticos para tratar la fobia social. A diferencia de los ansiolíticos, los antidepresivos pueden tardar varias semanas en hacer efecto. Varios tipos de antidepresivos pueden ocasionar efectos secundarios, entre ellos náuseas, insomnio o dolor de cabeza. Para la mayoría de los pacientes con fobia social estos efectos secundarios no representan un gran problema, sobre todo si se inicia el tratamiento con una dosis baja y se va aumentando de forma progresiva con el pasar del tiempo. Ante cualquier duda que se pueda tener lo mejor es consultar a un especialista.

Psicoterapia

La terapia cognitiva-conductual (TCC) es el tipo de psicoterapia que se usa con mayor frecuencia para tratar la fobia social.

A través de la (TCC), el paciente con fobia social adquiere nuevas formas de pensamiento, comportamiento y cómo reaccionar ante diferentes situaciones sin sentir temor o ansiedad alguna. Además, por medio de esta psicoterapia la persona con fobia social aprende y practica la forma correcta de desenvolverse en un entorno social.


¿Quién soy?

Soy Ángela Martínez, tengo 32 años y vivo en Madrid. Hace varios años terminé el Grado en Psicología. Al terminar el grado, me interesé mucho en el estudio de fobias, especialmente la fobia a los agujeros conocida como tripofobia. Actualmente ofrezco tratamientos psicólogos para la cura de todo tipo de fobias (tripofobia, aracnofobia, etc). El 99% de mis clientes han logrado superar sus fobias con los tratamientos de los que dispongo actualmente.

¿Sabías que...?

El 75% de la población sufre algún tipo de fobia. Normalmente en las mujeres suele ser más frecuente la existencia de fobias que en los hombres.