Xenofobia signficado


A continuación te explicamos detalladamente qué es la xenofobia.

La palabra xenofobia proviene del vocablo griego “xenos” que significa extraño, extranjero, y de phobos que significa miedo, fobia. Es por ello que su empleo está frecuentemente encaminado a referencia de odio, asco, recelo, hostilidad y rechazo hacia los extranjeros; no obstante, también el significado de xenofobia se refiere a la fobia hacia grupos de personas cuyas fisionomía social, cultural y política sean desconocidos por el individuo.

¿Qué es xenofobia?

La xenofobia se define como la aversión o miedo irracional hacia personas extranjeras, lo cual se manifiesta en actos de rechazo por medio de una evidente falta de empatía hacia el extranjero actitudes indiferentes para con él, las cuales pueden extrapolarse incluso a agresiones verbales, físicas e incluso asesinato. Esta se considera una forma de discriminación muy arraigada en la sociedad, Desde el punto de vista psicológico, lo que es la xenofobia parece estar marcado por el temor a lo desconocido, con lo cual el individuo tiende a rechazar todo aquello que parece ser diferente a él mismo. La xenofobia se justifica en sí misma apoyándose en prejuicios históricos, culturales, religiosos y nacionales, que se traducen en temor a la pérdida de la identidad propia, el miedo la extinción de la misma, seguido a todos los problemas sociales que podría generar la aceptación de hábitos extranjeros, como delincuencia, terrorismo y tráfico de drogas.

Xenofobia ejemplos

Para tener una idea más clara sobre la incidencia de la xenofobia, ejemplos de países donde se han suscitado conflictos relacionados con este tema son presentados a continuación:
  • África y Europa:
Las dificultades que ha atravesado el continente africano a través de la historia están encabezadas por hambre en la población, terrorismo, corrupción y complejos problemas sociales y políticos. Existe un tránsito frecuente de personas que abandonan estas tierras e inmigran en Europa, en donde, a pesar del gran desarrollo social, económico y tecnológico de gran parte de los países que la conforman, aún se suscitan graves casos de discriminación a ciudadanos africanos.
  • Corea del Norte y Corea del Sur:
Contrario a lo que pudiera pensarse sin conocer del tema, estos dos países comparten complejos conflictos políticos desde hace varios años, lo cual ha desencadenado algunos brotes de xenofobia en su población. No obstante, esto es mucho más evidente en Corea del Norte, y una prueba de ello es el recelo que se mantiene con relación a la recepción de inmigrantes de Corea del Sur.
  • Venezuela y países latinoamericanos:
Un buen ejemplo de xenofobia actual es la situación de Venezuela. Debido a la gravísima y creciente crisis económica y cultural que afecta a dicho país desde hace algunos años, ha aumentado considerablemente la cantidad de ciudadanos que emigran al exterior; frecuentemente países latinoamericanos, en busca de mejores condiciones de vida y trabajo, y con ello ha aumentado también el recelo de los ciudadanos de otros países como Panamá, Argentina, Chile y Colombia con respecto a la acogida de ciudadanos venezolanos.
  • India y Pakistán:
Aún años después de la separación de Pakistán del territorio indio a principios del siglo XX y de los reiterados ataques perpetrados en estos territorios a mediados del mismo, se suscitan en la actualidad importantes prejuicios de carácter xenofóbico en los habitantes de ambos países. Estos también ampliamente influenciados debido a las diferencias religiosas entre el Hinduismo y el Islam. Frecuentemente, los ciudadanos indios tienden a tomar cierta distancia con los ciudadanos pakistaníes y practicantes del Islam que se encuentren en su territorio, aunque sin duda alguna, esta actitud tiene una connotación mucho más extremista de parte de Pakistán, debido a la complejidad de los procedimientos para el ingreso de ciudadanos de India a sus límites. Está tan latente aún el conflicto que es un tema recurrente en la gran industria del cine indio.
  • Estados Unidos y México:
Las crisis económicas en los países latinoamericanos han dado pie a un aumento considerable en la cantidad de personas que deciden abandonar su país de origen y dirigirse hacia países más desarrollados en busca de nuevas oportunidades de empleo y mejor calidad de vida, como es el caso de México y Estados Unidos. Desde hace algunos años se planteaba la posibilidad de la delimitación del territorio fronterizo entre estos dos países por medio de un gran muro, evitando así el ingreso de inmigrantes ilegales a tierra estadounidense. No obstante, en la actualidad, con la llegada del presidente Trump al poder, esta propuesta, aunque muy drástica, ha tomado mayor fuerza y podría llevarse a cabo.

Racismo y xenofobia

Aunque la xenofobia hace referencia de manera general a la fobia hacia los extranjeros, esta puede a su vez abarcar muchos otros aspectos derivados de este concepto principal. Como ya se dijo, se infiere que el origen de esta fobia está en el miedo a lo desconocido, a lo diferente, una condición muy natural en el ser humano, caracterizado por buscar establecer siempre zonas de confort, conformadas por ideologías, costumbres, espacios y objetos tangibles e intangibles acordes a su gusto. Es por ello que la xenofobia implica fobia a lo extranjero, y también a todo lo que los compone: la religión, a las costumbres culturales, al lenguaje y a la raza, los cuales pueden ser característicos de países o zonas continentales específicos. Con respecto a esta última, la raza, de la xenofobia se deriva otra forma de discriminación que es el racismo. Esta es una ideología que se basa en la superioridad de una raza sobre las demás, y en la necesidad de mantener aislada a esta considerada “superior” de las consideradas inferiores. Aunque lo que es la xenofobia se considera la aversión hacia el extranjero debido a su religión, costumbres o raza, el origen de ello es simplemente lo que comentábamos anteriormente, es decir, resistencia a aceptar aquello que no pertenece a su cultura. En cambio, el racismo es un concepto más específico, más limitado, que se remite a la raza, y no únicamente si se trata de un extranjero o no, en el cual influye principalmente el color de piel o ciertas características fisionómicas que suelen representar determinados linajes. Otra diferencia entre xenofobia y racismo es que la primera podría implicar la aceptación del extranjero, sin importar su raza, siempre y cuando el mismo se adapte a las costumbres del país al que emigra. Aunque en la actualidad se han derribado grandes barreras existentes en la antigüedad, como las geográficas y comunicacionales, y ahora existe una gran mezcla de culturas en comparación al pasado; aún siguen suscitándose situaciones de xenofobia y racismo en el mundo, mucho más complejas de lo que se podría esperar del hombre contemporáneo.

¿Quién soy?

Soy Ángela Martínez, tengo 32 años y vivo en Madrid. Hace varios años terminé el Grado en Psicología. Al terminar el grado, me interesé mucho en el estudio de fobias, especialmente la fobia a los agujeros conocida como tripofobia. Actualmente ofrezco tratamientos psicólogos para la cura de todo tipo de fobias (tripofobia, aracnofobia, etc). El 99% de mis clientes han logrado superar sus fobias con los tratamientos de los que dispongo actualmente.

¿Sabías que...?

El 75% de la población sufre algún tipo de fobia. Normalmente en las mujeres suele ser más frecuente la existencia de fobias que en los hombres.